En nuestras clínicas dentales en Cerdanyola del Vallés muchos padres nos consultan acerca del cambio de dientes de sus hijos, es decir, de la sustitución de los dientes de leche por los permanentes. Decirte que este proceso consta de dos fases. La primera, que tiene lugar entre los 6 y 8 años del niño, es aquella en la que se sustituyen los cuatro incisivos, tanto inferiores como superiores. Es en esta fase cuando aparecen los primeros molares permanentes, un hecho que también es conocido popularmente como “las muelas de los seis años”. Estas se localizan en la zona posterior al último molar temporal. En ocasiones esta erupción dental pasa desapercibida debido a que la aparición de este primer molar no está precedida por la caída de ningún diente. Esta es la razón por la que a veces se descuida más su limpieza sin darnos cuenta de que se trata de un molar permanente y que será definitivo.

La segunda fase comprende entre los diez y doce años, y es aquella en la cual tiene lugar el recambio del resto de dientes. A partir de aquí se caen tanto los caninos como los molares de leche que dan paso a estas piezas definitivas. En esta segunda fase aparecen los segundos molares definitivas, también conocidos como las “muelas de los doce años”. Entre estas dos fases los niños desarrollan la totalidad de sus dientes. Solo quedan las muelas del juicio que aparecen por norma general durante la adolescencia.

Visítanos en Vitaldent y comprobaremos cómo está la salud dental de tu hijo.

En las clínicas dentales de Cerdanyola del Vallés sabremos cuidar de los más pequeños de la casa.